Divagaciones

El día que anobii me cambió la nacionalidad, el nombre... ¡y hasta el color de pelo!

agosto 22, 2012

Hay una cosa que me sucede demasiado a menudo, y es que anobii a veces dice que no tiene ganas de funcionar y que te pires a leer. Vamos, lo que viene siendo que el sitio se cuelga.

No es algo a lo que le prestase mucha atención hasta el día de hoy que me ha pasado algo... raro. Por llamarlo de alguna manera.

Estaba añadiendo un nuevo libro a mi estantería cuando de repente todo a cambiado y se ha puesto en italiano. Y yo heeinngg??? Pues eso, me he quedado mirando la pantalla y digo vamos a cambiar esto. Mas liada que la pata de un romano me he metido en las preferencias intentando que mi estantería volviera a ser la que era... Algo parecido a esto:


Si a mi escaso don de lenguas le sumamos una web haciendo cosas extrañas y mi necesidad inmediata de un buen café, el resultado será que me estaba haciendo la picha un lío (como se suele decir) mientras daba vueltas buscando un icono de mi amada España para volver a poder decir; Se leer!!!.
Pues bien, por fin he dado con el pequeño icono que me daba la oportunidad de decir que soy no solo española sino también cartagenera. El problema es que todo seguía en italiano y yo estaba ya desesperándome.

Cerré y abrir la página no se las veces y siempre lo mismo, cerraba y abria en italia, cerraba y abria en italiano... PORCA MISERIA!!!

Cansada de abrir y cerrar la configuración me digo; -Voy a ver mi estantería aunque sea en macarroni. Y de repente ¿¿¿Pero qué es esto??? Descubro con estupefacción que el problema no es que anobii cambiase el idioma, sino que yo me habia vuelto italiana, que habia dejado de llamrme Alicia, para llamarme doris y que ahora era rubia.


Como buena maruja y oliscona amante de los libros me dí una vuelta por la estantería de doris a ver sus lecturas. Me llevé una grata sorpresa al darme cuenta de una cosa: Compartíamos el frikismo crepuscular:


Haciendo balance pensé que si ahora era rubia, con un bonito bronceado, con unos apreciables bonitos pechos, seguían gustándome los vampiros y encima tenía amigos con nombres tan "interesantes" como Marco Giavannelli, tampoco era tan malo llamarse doris después de todo ¿no?. Hasta que me di cuenta de una cosa: Femmina,30 rezaba su perfil. No tengo objeción a cumplir los treinta pero no ahora, que aun no he cumplido ni los 24. Me dije que sería genial volver a ser yo misma, cuando me di cuenta que había trasteado demasiado en el perfil de doris como para cerrar y dejar a una italiana-española-cartagenera por el mundo. Y es que ¡¡¡UUPPSS!!! había tocado demasiado el perfil.
Con toda mi buena fe, volví a dejarle su perfil lo mas parecido a como lo tenia antes de interrumpir en su pequeño mundo. Dando gracias a que los cambios habían sido minucias y no había tocado nada de Feeds, direcciones, contraseñas ni correos electrónicos. La pregunta que me hago ahora es: ¿Qué pasa si sucede al contrario?

3 comentarios:

  1. jajaja,que fuerte!!!Me nos mal que te lo tomas con humor,yo desde hace ya mmeses vengo notando lo mal que funciona ese sitio,matarme a poner una opinion del libro darle a guardar y tachan!!! no guardarme nada...en fin asi me gusta que lo lleves con humor :D

    ResponderEliminar
  2. ¡Vaya cosa! Jajaja. Me ha hecho gracia al leerlo, pero me imagino si me ocurre a mí... No, ni me lo puedo imaginar xD
    Besitos ^-^

    ResponderEliminar
  3. ::Niusa, es que están trasteando con anobii porque están con una nueva versión.
    ::Angie, hay que tomarselo con humor como dice Niusa :D

    ResponderEliminar