Reseñas,

Mentiras susurradas

enero 05, 2013

El tercer libro de la serie de los Agentes secreto escrito por Sherrilyn Kenyon con la co-escritura de Dianna Love. Un libro que leí por continuar la serie pero con pocas pretensiones de que me gustase o encandilara.

Sherrilyn Kenyon & Dianna Love

SERIE: Agencia B.A.D #3
EDITOR: Roca Editorial / Terciopelo
GÉNERO: Romántico
TEMÁTICA: Contemporanea

Carlos Delgado, agente del BAD, vive recluido esperando la muerte. Su suerte se agota cuando la agencia para la que trabajaba intercepta una nueva amenaza que pone en riesgo la seguridad del magnate Fratelli de il Sovrano. Su única esperanza es atrapar al misterioso informador que se oculta tras la identidad de Mirage. Sin embargo, cuando por fin lo atrapa, se da cuenta de que nada es lo que parece.
Gabrielle Saxe nunca tuvo la intención de convertirse en el informador que mantiene en ascuas a todas las agencias de inteligencia. Sus anónimos para destapar el crimen organizado la han convertido a la vez en la diana de un asesino y en objetivo de un hombre cuya misión es entregarla a la Interpol. Carlos ha vuelto de un pasado que estaba dispuesta a olvidar y se ha convertido en el hombre en el que ahora debe confiar.
¿Debe arriesgarse? ¿Podrá hacerlo? Cuando el corazón toma el control, la razón queda en un segundo plano.

No se por qué se empeñan en hacer todas las cubiertas de los libros de Kenyon tan similares, o al menos a mi me da esa sensación. Con esto no quiero decir que sea fea pero a mi personalmente ya me cansa lo de la figura de la chica con los ojos observando en las tinieblas.

Comparada con la original diré que, aunque la otra no tiene nada me gusta más, y es que un simple detalle que tenga que ver con el contenido del libro a veces la hace mas llamativa que poner imágenes de personas.

Tal y como sucede con los anteriores de la saga me ha parecido un libro para pasar el rato y poco mas, quizá el hecho de haberlo empezado con esa idea en mente ya me ha hecho verlo con no muy buenos ojos. Sí que es verdad que tenía mas ganas de leerlo que los anteriores porque ya iba conociendo a los personajes y Carlos concretamente me gustaba, lo veía con mas potencial. El problema de este libro es que se me hacía un poco pesada la historia de fondo y ha dejado un poco (demasiado) al margen la historia de amor. Había veces que no sabia si estaba leyendo un libro de romántica o un capítulo del CSI.
Ya me sucedió algo parecido con el anterior, parecía como que echaba de menos algo y creo que es por la influencia de Dianna Love, su forma de escribir al parecer es más seria, mas narrativa y me han faltado los diálogos estelares a los que nos tiene acostumbrados la Kenyon.

2 comentarios:

  1. Quería leermela, pero ya no sé!! Me acabo de desinflar, al final los leeré, pues los tengo en la estantería, pero sin muchas ganas, ademas había escuchado que los buenos eran en lo que colaboraba Dianna Love...que de confundida, lo mejor será leerlos y a ver que opinión me crea!
    bicos!

    ResponderEliminar
  2. Como te he dicho por face son libros para pasar el rato pero que no tienen nada de especial. La diferencia entre los primeros y estos es clara, se nota la influencia de Dianna. Que sea mejor o peor es a gusto de cada uno, a mi las narraciones largas me despistan y esa parece ser la manera de escribir de Dianna.

    ResponderEliminar