Sagas

Saga Los MacAllister & La Hermandad de la Espada

febrero 06, 2013 0 Comentarios

Estas dos sagas de la autora Kinley MacGregor (Seudónimo usado por Sherrilyn Kenyon) son totalmente diferentes a lo que nos tiene acostumbrados con el género paranormal en sus Cazadores Oscuros. Son de temática histórica; Highlanders y caballeros medievales que nos llevarán entre sus páginas a una época de doncellas y costumbres celtas.
El haberlas puesto aquí las dos juntas es que personalmente recomiendo que no leáis una sola porque las series se entrecruzan, tanto en trama como en personajes, en realidad podría decirse que la temática de ambas, aunque diferente en muchos aspectos, los personajes tienen o bien parentescos o un objetivo común.


Uno de los libros aunque catalogado como el primero de una de las series, en la web de la autora aparece como el primero de ambas, también hay un relato corto de una antología que creo que es importante leer y lo mas emocionante... el final de ambas queda muy abierto para una continuación que bien podría ser en la misma serie o en la serie Cazadores Oscuros. Si habéis oído bien pero no puedo decir el por qué, porque seria destripar una pieza clave de toda la historia. En fin. Unos libros que dejan muchos personajes con un potencial tremendo al que se les podría haber hecho un libro propio y un final que te deja con ganas de más.
Dejo el orden por separado y en caso de querer leer las dos, dejo el orden que debería seguirse.

Nota: La información de este artículo está actualizada a fecha 13/01/13 todas las publicaciones posteriores que pudiese haber de esta serie no están añadidas. Podeis ver la crítica de los libros pinchando sobre el título.

Los MacAllister
1. Dueño del deseo
2. En busca del Highlander
3. Nacido en pecado
4. El escocés domado

La Hermandad de la Espada
0.0 Dueño del deseo
0.1 El caballero de medianoche
1. Caballero Oscuro
2. El retorno del guerrero
3. El Guerrero




Emily siempre ha soñado con ser esposa y madre, aunque su padre tiene otros planes para su futuro. Pero cuando éste se enfrenta a uno de los hombres más poderosos de Inglaterra, el rey Enrique II decide que la mejor forma de mantener la paz es entregar a Emily como rehén político a Draven de Montague, conde de Ravenswood.

Draven no sabe lo que es la gentileza. Criado para mostrarse implacable, ha dedicado su vida a servir a la corona. Ahora ha jurado al rey que no tocará un solo cabello de Emily, ya sea por enfado o por deseo...


Se dice que Braden MacAllister, barón inglés y orgulloso guerrero de las Highlands, puede abatir al enemigo con un solo golpe… y a una mujer con un solo beso. Pero, al parecer, no a Maggie. Puesto que la belleza de cabellos de fuego, decidida a poner fin a la larga enemistad que arde entre su clan y el de su común enemigo, es inmune a los intentos de Braden por detener su insensatez. Pero la detendrá, una vez que consiga tener a la muy pícara a solas... y honrarla con una apasionada caricia y un irresistible beso. Da igual cuanto tiemble ella bajo el sensual contacto de Braden, ¡Maggie no debe rendirse! Mientras continúe la enemistad, las vidas de sus hermanos están en juego. Y, a pesar de que Braden es conocido por haberse acostado con innumerables muchachas, no le ha entregado el corazón a ninguna. ¿Pero se atreverá Maggie a soñar que al asegurar la paz para su clan pueda también reclamar al highlander más magnífico para si misma?


Aunque pocos pueden igualar su habilidad con la espada, Caledonia MacNeely lucha contra el desconocido escalofrío que le produce el ser ofrecida en matrimonio al infame “lord Pecado”. Aunque Callie teme que este misterioso e inalcanzable desconocido —menos por los sombríos susurros que le condenan que por el calor de su contacto— está bajo las órdenes del rey inglés. Y con el destino de su agitado clan pendiendo de un hilo, le quedan poco a que agarrarse.

Desterrado de niño, “Sin” MacAllister aprendió a despreciar su herencia escocesa. Aunque ahora, para desenmascarar a los enemigos del rey Henry, debe regresar a las odiadas Highlands... casarse con una fascinante muchacha cuyo llameante cabello iguala el fuego de su espíritu. Un corazón frío y duro como una roca siempre han sido la clave para la supervivencia de Sin, pero esta belleza despierta en él una peligrosa necesidad que jamás ha conocido.


Nora preferiría pedirle a la bestia, Ewan MacAllister, que sea su guía para salir de Escocia antes que ser obligada a un matrimonio sin amor.
Aún llorando la muerte de su hermano y la traición de la mujer que amó, el melancólico ermitaño Ewan quiere negarse, pero es engatusado a regañadientes a ayudar a esta desconocida, aunque impresionante mujer, que afirma ser la sobrina de la reina de Inglaterra.
Nadie puede decirle a la fogosa escocesa con quien casarse, pero el temido hombre al que Nora acude en busca de protección puede ser más peligroso para su corazón que cualquier indeseado pretendiente...
¡Y mucho más difícil de domar!


A lo Cyrano de Bergerac, Simon de Ravenswood, debe escribir cartas en nombre de su mejor amigo, destinadas a lograr que la dama cortejada se enamore de su autor. Así empezarán los problemas y la diversión en esta encantadora historia de amor…








Un hombre de armas
Caballero de confianza del rey Enrique, Stryder de Blackmoor es un hombre de acción, un campeón cuyo bello rostro atrae todas las miradas femeninas, líder además de la Hermandad de la Espada, una sociedad secreta encargada de repatriar a escondidas a los cruzados hechos prisioneros por los árabes.

Una doncella esquiva
En un torneo organizado por el monarca Stryder se encuentra inesperadamente con una dama que encarna la frivolidad que él tanto detesta: Rowena, la única mujer trovadora, a quien desprecia por su aparente superficialidad y por su indisimulado desprecio al mundo de los caballeros.

La decisión del rey
Rowena, por su parte, ha jurado que sólo se casará con un trovador, con un hombre sensible capaz de componer dulces canciones de amor con las que conquistar su alma. Y es imposible que ese hombre sea Stryder de Blackmoor... Harto de los conflictos y altercados que tanto revuelo causan en su corte, el rey encuentra una ingeniosa solución que servirá para unir a la orgullosa Rowena con el más fiel de sus vasallos.


Apasionadamente devota de su gente y su tierra, la reina Adara se niega a permitir que un usurpador ávido de poder le robe la corona. Pero el único modo de proteger lo que le pertenece es buscar al hombre con quien se caso en la niñez.

Christian de Acre, orgulloso y atormentado guerrero, debe lealtad únicamente a la misteriosa Hermandad... y no desea en modo alguno ser rey de nadie más que de sí mismo. Ahora una audaz y hermosa desconocida ha aparecido en sus habitaciones, tentándole con una irresistible seducción y exigiendo que regrese con ella a su reino... pidiéndole, como mínimo, que le proporcione un heredero para su trono. Aunque él no puede abandonar a la valiente y regia dama a sus enemigos, Christian no se atreve a sucumbir a los deseos de su cuerpo traidor. ¿Pero como puede negar la pasión que es suya por derecho y el éxtasis que le aguarda en los besos de Adara?


Lochlan MacAllister nació para ser un líder. Despiadadamente preparado para tomar el control de su clan, ha dedicado su vida a su gente. Pero cuando se entera de que su hermano, al que se creía muerto, podría seguir con vida, se embarca en una búsqueda en pos de la verdad.

Catarina desea una vida de libertad. Pero ahora su real padre desea utilizarla como peón para asegurarse un tratado entre clanes conflictivos. Por tal causa está dispuesto a retener a su hija con tal de imponerle sus intenciones. Pero cuando ella escapa, el destino le arroja en el camino de un hombre al que aborrece.

Lochlan se queda perplejo al ver a la fiera de Cat siendo raptada por unos hombres desconocidos. No estando dispuesto a verla sufrir ni siquiera a ella, la libera sólo para enterarse de que ella tiene sus propios demonios contra los que luchar. Cuando el destino de ambos se entrecruza, dos personas que no saben lo que es la confianza deben aprender a depender el uno del otro, y dos enemigos que se han jurado odio eterno deben hallar algo en común o ver como sus vidas quedan reducidas a cenizas.

NO TE PUEDES PERDER...

0 comentarios: