Reseñas,

Fire and Ice

mayo 17, 2013

El cuarto libro de la serie La Liga, en este caso es un relato cortito que está incluido en una antología y que como ya ha pasado siempre con este tipo de libros de Sherrilyn Kenyon, no será publicado al castellano.

» Dentro de la antología: Man of my Dreams

• SERIE: La Liga #3.5
• AUTOR: Sherrilyn Kenyon
• EDITOR: Jove
• GÉNERO: Romántico / Paranormal
• TEMÁTICA: Alienígenas / Futurista


Una princesa buscando la manera de poder evitar un matrimonio no deseado, termina cayendo en los brazos de un legendario comandante cuya única misión es olvidar la vida que una vez vivió.

Herido en cuerpo y alma, Adron Quiakides no desea más que terminar con su existencia. Vive en un mundo lleno de dolor, pero una aciaga noche un ángel entra bruscamente en su vida y le lleva al camino de la redención.

La obstinada y siempre esperanzada Livia Typpa Vista no es la clase de mujer que va en busca de todo lo que él posee para, posteriormente, abandonarle a su suerte. Es una mujer que consigue capturar su corazón y le enseña que la vida, incluso con su parte más negativa, merece la pena vivirla.

Pero, ¿podrá el amor de Livia salvar a Adron de sí mismo?


Que poco me gusta comenatr estas portadas de las que poco o nada se puede decir. Simplona y dado que es antigua y antes no eran muy artísticos con los diseños no tiene nada destaclable.

Después del salto de tiempo que dio Sherri en la última novela pensé que no venía mucho a cuento ese libro si el próximo volvía a la anterior línea de tiempo, claro que no era así, al menos no en las publicaciones originales.

En la traducción al castellano de la serie y como ya ha sucedido con otras series de la autora, hay libros o mejor dicho relatos, que van incluidos en antologías y que no se van a traducir a nuestro idioma, como en este caso.

En este pequeño libro conocemos la historia de Adron Quiakides, el hijo de Nykyrian, el protagonista del primer libro de la serie.

En Hijo del hielo, el libro anterior, supimos de este personaje por boca de otros ya que directamente no aparece, aunque de esta breve manera a mi me llamó mucho la atención, pero como son muchos los nombres nuevos que salían, todos en su mayoría hijos de los protagonistas principales de otros libros no imaginaba que fuesen a tener su propia historia, al menos no tan pronto. El problema es que al saber que este personaje sí que tendría historia propia me ha molestado que sea un corto relato y no un libro mas extenso, y es que esta pareja daba para mucho mas.

Aunque todo sucede de manera apresurada dada la brevedad de la historia, me ha gustado mucho el comienzo. Livia buscando entre la escoria de un bar alguien que la ayude a escapar de un futuro deprimente, una princesa tan inocente como decidida que llega a los brazos de un hombre que no soporta ya ni su propio cuerpo resquebrajado. Adron es uno de esos personajes de Sherrilyn que tanto me gustan, un hombre con un trauma tremendo pero que en este caso no solo es mentar sino palpablemente físico.

Los acontecimientos se suceden rápidamente pero no por ello con menos encanto, ambos dejan ver la gran bondad de sus corazones y el final es como poco, sorprendente... una pena de verdad que la autora no intensase hacer de ellos una novela, habría sido un libro magnífico.

0 comentarios: