Reseñas,

Tiempo sin tiempo

diciembre 17, 2013 4 Comentarios

Bueno pues... otro más de los cazadores oscuros. Poco ya queda decir sobre esta serie. Ahora al menos tenemos la suerte de que los están publicando en español casi al mismo tiempo que en EE.UU. Solo vamos uno por detrás, y este concretamente es el treinta de la serie.

Sherrilyn Kenyon
Serie: Cazadores Oscuros #30
Editor: Plaza & Janés
Género: Romántico
Temática: Paranormal /Mitología


Kateri es una joven geóloga de ascendencia cheroki. Como científica, no debe ni puede creer en las leyendas milenarias que le contaba su abuela. Sin embargo, desde su infancia vive atormentada por sueños perturbadores. En todos ellos aparece un desconocido de pelo oscuro, que o bien lucha a su lado o la apuñala hasta matarla... Doce días antes del 21 de diciembre de 2012, la fecha del fin del mundo según el calendario maya, Kateri descubre que es descendiente, por línea femenina, de las Guardianas del Apocalipsis y que, por lo tanto, tiene en su poder las llaves del inframundo. Entonces aparece Ren, el guerrero misterioso protagonista de sus sueños, un Cazador Oscuro maltratado por todos y por todo, alguien a quien han traicionado tantas veces que está acostumbrado a proteger y aislarse. Pero ahora, desafiando a la profecía que pesa sobre él, siente que debe defender a esa hembra humana, la única que puede evitar que el mundo se acabe, y la primera persona que le enseñará que el amor existe.

Opinión:

De nuevo Random nos respeta las portadas originales. Esta además de ser una pasada como las otras con símbolos, el símbolo del pájaro de trueno tiene un relieve muy, muy chulo. Una portada de diez.

Este es el único libro que no he leído antes de la traducción al castellano. Hace ya un tiempo que dejó de corredme por el cuerpo en ansia de leer la saga y al tenerlo en nuestro idioma tampoco ha cambiado mucho en mi esa sensación. No se si será que yo me estoy cansando o que la serie está decayendo, pero este tipo de libros y de historias me da la sensación de que no vienen a cuento en la trama inicial de esta fabulosa serie.

Había leído críticas no muy buenas del libro y sinceramente aunque no suelo dejarme llevar por ellas, tenía la certeza antes de empezarlo que opinaría lo mismo que la mayoría ya que algunos de los libros anteriores ya preceden esta historia.
Lo comencé intentando verlo con los mejores ojos posibles pero avanzaba página tras página y no hacía más que preguntarme ¿Qué está pasando? y es que por más que lo intentaba no me enteraba absolutamente de nada. No se que pintan a estas alturas los mayas y los indios en esta serie, y aunque otras veces hemos visto en ella panteones diferentes al griego (como los sumerios con Sin en "El diablo puede llorar") esas otras veces todo ha estado bien encajado... en esta ocasión las explicaciones sobre dichos dioses y lugares han absorbido la historia hasta tal punto que no ha habido, para mi gusto, ninguna emoción a destacar en el libro.

Los protagonistas han pasado sin pena ni gloria por la historia, en la que a cada dos párrafos volvíamos la vista atrás para ver los recuerdos de Ren, cosa que se me ha hecho cargada a más no poder. Lo peor de todo es que de este personaje que apenas conocemos de unos pocos libros, la autora le ha dado una importancia "supuesta" tal que lo compara en años y sabiduría con Aquerón... y entonces yo me pregunto. ¿Sin tan importante era para Ash y sobre todo para Artemisa (me ha dejado estupefacta la manera en que ha metido a Artie en este libro) por qué no supimos de él antes?... creo que esta mujer se va por los cerros de Úbeda y nos vende humo.
En cuanto a Kateri... en fin, creo que es de los pocos personajes femeninos de esta serie a la que no he soportado. Todas en mayor o menor medida me han resultado mujeres que sabían donde estaba su lugar, fuertes y con carácter. Esta lo único que hacía a lo largo del libro es llamar cariño y corazón a un tío que acaba de conocer esa mañana.

Los personajes segundarios al menos han salvado un poco la historia, Jess, Talon y Sasha me han echo recordar que estaba leyendo a los Dark Hunter, porque la presencia de Aquerón no se puede contar como tal, ya que Sherri lo ha cambiado tanto que no solo le ha cortado el pelo, sino que permite a otros gastarle bromas que en otros tiempos dejaría a más de uno sin cabeza o hacen comentarios entre ellos tales como "-Eres un gallina... -No, yo no soy Aquerón"
En definitiva, cuando quiera saber de nuevo datos sobre los dioses mayas, maldiciones indias, herramientas de tal cultura y saber como frenar el calendario maya que evocaba el fin del mundo para 2012, leeré de nuevo Tiempo sin tiempo. Cuando quiera leer a los Dark Hunter... Daimons, Dark Hunters huyendo del sol y Artemisa puteándolos... etc, etc. Pasaré al siguiente o empezaré desde el principio.

NO TE PUEDES PERDER...

4 comentarios:

  1. Uh...mejor no comento....que ya lo has hecho tú....
    Un besito !!

    ResponderEliminar
  2. Sí, ya he dicho todo lo que tenía que decir jajaja XD

    ResponderEliminar
  3. Me acabas de matar!! :'( Era el siguiente en mi pila de pendientes en caer,... después nde esto va a descender y dejar paso a otro libro, porque si me pongo a leerlo después de esta reseña

    ResponderEliminar
  4. Yo personalmente no suelo dejarme llevar por las críticas ya que puede ser que a mi no me guste y a ti sí. El gran problema que yo le he visto a este libro es que ha perdido la esencia de los Dark Hunter pero teniendo en cuenta que aún no hay fecha para la salida al mercado español del libro de Stixx (que tardará por lo menos un año) tienes tiempo de leer otros libros antes más interesantes :$

    ResponderEliminar