Reseñas

La gente feliz lee y toma café

marzo 07, 2014

Vi este libro en una sugerencia de Amazon (para que luego digamos que no caemos en la publicidad) y me llamó muchísimo la atención el título. Por la sinopsis parecía pintar bien y lo compré.

Agnès Martin-Lugand
Editor: Alfaguara
Género: Narrativa
Temática: Actual


Tras la muerte de su marido y de su hija en un accidente, Diane lleva un año encerrada en casa, incapaz de retomar las riendas de su vida. Su único anclaje con el mundo real es Félix, su amigo y socio en el café literario La gente feliz lee y toma café, en el que Diane no ha vuelto a poner los pies.

Decidida a darse una nueva oportunidad lejos de sus recuerdos, se instala en un pequeño pueblo de Irlanda, en una casa frente al mar. Los habitantes de Mulranny son alegres y amables, salvo Edward, su huraño y salvaje vecino, que la sacará de su indolencia despertando la ira, el odio y, muy a su pesar, la atracción. Pero ¿cómo enfrentarse a los nuevos sentimientos? Y luego, ¿qué hacer con ellos?

Opinión:

En representación a la novela la imagen es perfecta, no podría haber encajado con la novela, el título y el contenido otra mejor. Además de que es la misma que la original.
El problema es que tecnicamente no tiene absolutamente nada. Es una imagen en sepia a la que le han puesto el título y el nombre de la autora con una tipografía sencilla y nada más.

Lo compré porque el título me enamoró. Incluso antes de leer la sinopsis ya estaba pensando en dar al click y descargarlo. La verdad es que la sinopsis tampoco me pintaba mal, aunque me parecía un poco dramática la manera en que lo presenta pensé que era un libro con mucho potencial pese a su poca extensión.

Empieza de una manera muy dura y drástica, de golpe, y lo que viene inmediatamente después son una sucesión de sentimientos muy fuertes de tristeza y perdida, aún así la historia avanza de manera fluida, con mucha naturalidad y hace la lectura amena, rápida... Esa clase de libro que se lee en un suspiro porque no lo sueltas.

La protagonista me ha encantado. Veo a Diane como una mujer natural al 100%. Creo que este el el alma de esta historia, la naturalidad y realismo de sus personajes y sobre todo de su protagonista y la manera de afrontar todo el horror que está viviendo.
El otro punto clave de este libro y lo que le da vidilla es el personaje masculino, Edward. Lo ves por los ojos de Diane y acabas sufriendolo y queriendolo por igual como le pasa a ella. Yo personalmente lo odié desde el primer momento y aunque después me seguia pareciendo un hombre horrible me atraía y me gustaba casi tanto como lo odiaba.
Los personajes segundarios son geniales, hacen sus apariciones en su justa medida y cada uno aporta a la historia algo diferente.
En definitiva La gente feliz lee y toma café es un libro que podría haber sido una gran novela de haber estado más desarrollado. Tiene mucho sentimiento, mucho amor y un mensaje de superación precioso. Pero también tiene algo que a mi no me ha gustado... que no tiene final. Es inconcluso, de repente y sin epílogo.

0 comentarios: