Televisión

Breaking Bad

octubre 24, 2016


Altamente aclamado por la crítica, este drama televisivo escrito y producido por Vince Gilligan ('Expediente X') nos muestra la vida de Walter White (Bryan Cranston 'Malcolm'), un genio en el campo de la Química cuya existencia está marcada por una enorme frustración tanto a nivel personal como laboral.

Hundido por una monótona e insulsa relación con su mujer e incapaz de poner a prueba su brillantez trabajando como profesor de instituto, Walter da un giro radical a su forma de vida cuando descubre que tiene un cáncer terminal. Desde entonces, a su manera, decide reafirmar el amor por su familia y por la química montando un laboratorio de metanfetaminas junto a Jesse Pinkman (Aaron Paul), un antiguo y problemático alumno, para dejar a su esposa y a su hijo en buen lugar cuando él falte.

La serie explora los límites del ser humano y expone a Walter a situaciones en las que nunca antes podría haberse imaginado estar. Desde muy pronto, la serie muestra a este profesor de química disfrutando este tipo de situaciones, lo que choca directamente con su anterior estilo de vida. No en vano, la traducción más acertada del título original de la serie es: "Portandose mal".

No sé ni qué decir de esta serie, ni por donde empezar, supongo que tendría tema de sobra para hablar y hablar y hablar... quizá solo pueda decir: ¡Es la jodida mejor serie que he visto nunca!
Puede que esté exagerando un poco, pero reconozco que para mi, haber visto esta serie ha marcado un antes y un después. El hecho de hacer esta crítica, (o comentario sobre la serie, sería más correcto), es que incluso un puñetero café en un lugar pijo, servido en una probeta, lo primero que me haga pensar es en Heisenberg.


No hace mucho que la vi, tras la recomendación por unos amigos y mi chico que me animó a que la empezásemos, estuvimos devorando capítulo tras capítulo, hasta el punto de llegar a soñar con la puñetera historia que el señor Walter White había montado. ¡Y es que la vimos en un abrir y cerrar de ojos!
Es la primera vez que comento en el blog una serie que ya está terminada. Antes solía comentar capítulos sueltos de series que estuviese viendo. Algunas de ellas incluso ni las terminé de ver.


Eso no pasa con esta serie. Todas las personas con las que he hablado y que la han visto, opinan que es una producción increíble. Es dura de ver a veces (yo reconozco que en ocasiones me ha quitado el sueño) pero tiene todo lo que tiene que tener para que enganche. Trama, puesta en escena y unos actores increíbles. Porque todos y cada uno de ellos lo hacen de lujo. Y desde mi punto de vista, el mejor de todos es Jesse Pinkman. La evolución de él es alucinante capítulo tras capítulo.

Recomiendo encarecidamente esta serie a todo el mundo. Yo la vi en V.O subtitulada y aunque no estoy muy acostumbrada a este formato (solo veo así Juego de tronos)  creo que se disfruta mucho más y acabas conectando más con lo que ves.
¿Qué me decís? ¿La habéis visto? ¿Os animáis a hacerlo?

0 comentarios: