Reseñas

Se prohíbe mantener afectos desmedidos en la puerta de la pensión

septiembre 28, 2017


Mamen Sánchez
Espasa | Amazon | Narrativa
En este nuevo libro, la autora se supera a sí misma y desde la primera página el humor, la empatía hacia los personajes, las sorpresas y la variedad de registros se alían para conseguir una lectura absorbente y absolutamente satisfactoria.

De nuevo, se trata de una novela coral, pero protagonizada por una mujer que no tiene más remedio que:
a) Reconstruirse casi desde cero después de un divorcio demoledor.
b) Reformar la casa de sus abuelos, un chalecito en bastante mal estado en la ribera del Manzanares.
c) Buscar huéspedes, no porque necesite el dinero, que también, sino, sobre todo, porque es la mejor manera que se le ocurre para evitar tener que vivir sola.

Pero como a pesar de todo es una mujer sensata, decide imponerse e imponer unas reglas que, partiendo de la amarga experiencia, faciliten la convivencia. El que ella y sus huéspedes sean capaces o tengan ganas de cumplirlas ya será otro cantar...

Decidí leer este libro cuando tras haber leído otro de la autora La felicidad es un té contigo quedé la verdad, sorprendida. Me gustó la ligereza con la que avanzas por sus textos. Y es que si bien no son grandes novelas, sí que tienen una chispa divertida y en este caso romántica y con muchos valores.

Así es la vida —se dijo, contemplando el firmamento y sus infinitos cuerpos celestes en los que la tierra no pasa de ser un grano de arena en un desierto—. Una inmensa locura, una casualidad improbable y, al final, tan cierta, que el hecho de estar vivos hace posible todo lo demás.

La protagonista de esta historia es una mujer madura que pasa por un momento muy complicado en su vida. Una mujer que a ojos ajenos lo tiene todo pero que se enfrenta a una tristeza infinita por un divorcio demoledor... sorprende ver como se llena de determinación y de ilusión gracias a la reforma que se empeña en llevar a cabo y como a lo largo de la novela y gracias a este hecho, van a pareciendo personajes muy entrañables.

Y es que a Mamen Sánchez se le nota la profesión. Es periodista además de escritora y sus novelas están exquisitamente narradas. Escribe sobre personas reales y relaciones afectivas que a mi personalmente han conseguido trasmitirme mucha empatía hacia sus personajes.

En definitiva, Se prohíbe mantener afectos desmedidos en la puerta de la pensión, es una lectura compuesta por muchos sentimientos encontrados por sus protagonistas. Un cóctel de alegrías, tristezas, e injusticias, pero también muy positivo y optimista.

1 comentario:

  1. ¡Hola! No he leído nada de la autora y aunque tiene buena pinta por ahora lo dejo pasar ^^

    Un besito

    ResponderEliminar